Aprobar y rechazar actualizaciones de software

La configuración de una tarea de instalación de actualizaciones puede requerir la aprobación de las actualizaciones que se van a instalar. Puede aprobar las actualizaciones que deben instalarse y rechazar las actualizaciones que no deben instalarse.

Por ejemplo, es posible que desee verificar primero la instalación de actualizaciones en un entorno de prueba y asegurarse de que no interfieran con el funcionamiento de los dispositivos, y solo así permitir la instalación de estas actualizaciones en los dispositivos cliente.

Puede usar el estado Aprobada para administrar la instalación de un número modesto de actualizaciones de terceros. Cuando necesite instalar muchas actualizaciones de terceros, utilice, en cambio, las reglas que puede configurar en la tarea Instalar actualizaciones requeridas y reparar vulnerabilidades. Asigne el estado Aprobada únicamente a las actualizaciones que no cumplan con los criterios indicados en las reglas. Aprobar un gran número de actualizaciones en forma manual afecta el rendimiento del Servidor de administración y puede, incluso, hacer que se sobrecargue.

Aprobar o rechazar una o varias actualizaciones:

  1. En el árbol de consola, seleccione el nodo Avanzado → Administración de aplicaciones → Actualizaciones de software.
  2. En el espacio de trabajo de la carpeta Actualizaciones de software, haga clic en el botón Actualizar en la esquina superior derecha. Aparece una lista de actualizaciones.
  3. Seleccione las actualizaciones que desea aprobar o rechazar.

    El cuadro de información para los objetos seleccionados aparece en el lado derecho del espacio de trabajo.

  4. En la lista desplegable Estado de aprobación de la actualización, seleccione Aprobada para aprobar las actualizaciones seleccionadas o Rechazada para rechazar las actualizaciones seleccionadas.

    El valor predeterminado es No definida.

Las actualizaciones para las que establece el estado Aprobada se colocan en una cola para la instalación.

Las actualizaciones para las cuales configure el estado Rechazada se desinstalarán (si es posible) de todos los dispositivos en los cuales se instalaron anteriormente. Además, no se instalarán en otros dispositivos en el futuro.

Algunas actualizaciones para aplicaciones de Kaspersky no pueden desinstalarse. Si configura el estado Rechazada para ellas, Kaspersky Security Center no desinstalará estas actualizaciones de los dispositivos en los cuales se hayan instalado anteriormente. Sin embargo, estas actualizaciones nunca se instalarán en otros dispositivos en el futuro. Si no se puede desinstalar una actualización para las aplicaciones de Kaspersky, esta propiedad se muestra en la ventana de propiedades de actualización: en el panel Secciones, seleccione General, y en el espacio de trabajo, la propiedad aparecerá en Requisitos de instalación. Si configura el estado Rechazada para las actualizaciones de software de terceros, estas actualizaciones no se instalarán en los dispositivos cuya instalación se haya planeado pero aún no se haya realizado. Las actualizaciones permanecerán en los dispositivos en los cuales ya se hayan instalado. Si debe eliminarlas, puede eliminarlas manualmente en forma local.

Consulte también:

Escenario: actualización regular de bases de datos y aplicaciones de Kaspersky

Escenario: actualización de software de terceros

Principio de página