Recomendaciones para conectar máquinas virtuales dinámicas a Kaspersky Security Center

21 de marzo de 2024

ID 240907

Las máquinas virtuales dinámicas (también conocidas como VM dinámicas) consumen más recursos que las máquinas virtuales estáticas.

Para obtener más información sobre las máquinas virtuales dinámicas, consulte Compatibilidad para máquinas virtuales dinámicas.

Cuando se conecta una nueva VM dinámica, Kaspersky Security Center crea un ícono para esa VM dinámica en la Consola de administración y mueve la VM dinámica al grupo de administración. Tras ello, la VM dinámica se agrega a la base de datos del Servidor de administración. El Servidor de administración se sincroniza totalmente con el Agente de red instalado en esta VM dinámica.

En la red de una organización, el Agente de red crea las siguientes listas de red para cada VM dinámica:

  • Hardware
  • Software instalado
  • Vulnerabilidades detectadas
  • Eventos y listas de archivos ejecutables del componente Control de aplicaciones

El Agente de red transfiere estas listas de red al Servidor de administración. El tamaño de las listas de red depende de los componentes instalados en la VM dinámica y puede afectar el rendimiento de Kaspersky Security Center y del sistema de administración de bases de datos (DBMS). Tenga en cuenta que la carga puede crecer en forma no lineal.

Una vez que el usuario termina de utilizar y apaga la VM dinámica, la máquina se elimina de la infraestructura virtual y las entradas sobre la VM se eliminan de la base de datos del Servidor de administración.

Todas estas acciones consumen una gran cantidad de recursos de Kaspersky Security Center y de la base de datos del Servidor de administración y pueden, por ende, tener un impacto en el rendimiento de Kaspersky Security Center y del DBMS. No recomendamos conectar más de 20 000 VM dinámicas a Kaspersky Security Center.

Puede conectar más de 20 000 VM dinámicas a Kaspersky Security Center si estas realizan operaciones estándar (por ejemplo, actualizaciones de bases de datos) y consumen, como máximo, un 80 % de la memoria disponible y entre un 75 % y un 80 % de los núcleos disponibles.

El consumo de recursos puede aumentar o disminuir cuando se realizan cambios en la configuración de una directiva, en el software o en el sistema operativo de una VM dinámica. Lo ideal es que se consuma entre un 80 % y un 95 % de los recursos.

¿El artículo le resultó útil?
¿En qué podemos mejorar?
¡Gracias por sus comentarios! Nos está ayudando a mejorar.
¡Gracias por sus comentarios! Nos está ayudando a mejorar.